miércoles, 13 de julio de 2016

Diferencias entre conceptos

AVISO: Post no recomendado para impresionables, exagerados o cerrados de mente.




En más de una ocasión asociamos palabras entre si y pensamos que significan lo mismo pero no tienen nada que ver. Por ejemplo, no es lo mismo ver que mirar
Según la RAE en su primera acepción, ver significa ''percibir por los ojos los objetos mediante la acción de la luz'', y mirar es ''fijar la vista en un objeto, aplicando juntamente la atención''. Es decir, tu puedes estar viendo a alguien y no fijarte en que esta ahí, tan solo lo estas percibiendo como un ente más de tu espacio, cuando ya lo miras es cuando reparas en él (o ella) y aplicas parte de tu atención.

Lo mismo pasa con oír y escuchar. No son lo mismo. Oír es simplemente ''percibir los sonidos'' y escuchar es ''poner atención en lo que se oye''. No se vosotros, pero yo prefiero ser escuchada por unos pocos a ser oída por muchos. 

Querer y poder. A ver, si, me parece que es una frase muy optimista la de ''¡Querer es poder!'' Pero hay cosas que por más que queramos son imposibles. Puedes querer mezclar el agua con el aceite y conseguir una mezcla homogénea pero siempre acabará dividiéndose. Pero oye, si nos sirve para conseguir en cierta medida lo que queremos, adelante. Aceptaremos pulpo como animal de compañía... 

También querer va muchas veces unida a desear y se sobreentienden como algo similar... Pero nada tienen que ver. Vamos a ponernos ahora místicos...
Según la Ley de Atracción califica desear como un sentimiento positivo, lleno de energía positiva y que es fácil de cumplir (aunque en muchas ocasiones deseamos imposibles) y querer por su parte es un sentimiento de carencia, lleno de energía negativa y que cuesta manifestarlo... ¿Os suena de algo eso último? Prefiero el deseo sobre todas las cosas. 





CAUTION QUICKSAND: Antes decía que este post no era aconsejable para sensibles o impresionables. Si eres uno de ellos y aún así has decidido leer, es el momento de que abandones o que callas para siempre




Por último, existe la creencia incierta de que hacer el amor y follar (uf, odio ese término, lo cambiaré en adelante por ''tener sexo'') viene siendo lo mismo, pero nada tienen que ver entre ellos.

En el diccionario de sinónimos aparecen ''fastidiar'' y ''molestar'' dentro de el segundo. Si que es verdad que aquí la diferencia está  en lo que para cada ser conlleva, que ahí no me voy a meter yo. Cada cual sabrá.

Según la forma en la que yo lo veo, podrás tener sexo con más o menos personas, de diferente o igual sexo, blancos, negros o amarillos pero todos serán más o menos iguales.

Follar es fácil, lo realmente difícil es hacer el amor. 

De nada.





Marialme


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada